Sunday, March 14, 2004


Los detctives Salvajes- Roberto Bolaño (Anagrama, 1998)

Hace menos de un año que Bolaño murió (siempre se mueren los buenos, antes). Cuando todavía estaba vivo, un amigo del otro lado del Atlántico (más atento que yo a los escritores latinoamericanos) me dijo que tenía que leer Los Detectives Salvajes. Yo ni siquiera conocía a Bolaño. mejor dicho, nunca le había prestado atención. O sea: no lo conocía.

Ahí quedó la recomendación, en queue. Pasó el tiempo, Bolaño se murió. Apareció (mas) en los suplementos. Y un día, el padre de una amiga le recomendó la novela. Después vino la pregunta, clásica en estos casos : "conocés una novela que se llama los Detectives Salvajes?". Había llegado el tiempo de leerla.

Durante el tiempo que leí las 609 paginas:

- Quedé fascinado con la armonía de la escritura de Bolaño.
- Me harté de la historia del comienzo.
- Temí que se convirtiera en una especie de "y tu mamá tambien" (una de las peores cosas en que se puede transformar una obra).
- Me reenamorarme de la prosa.
- Dije " esto es genial, qué hijo de puta, está buenísimo". (El capítulo del -esquizofrenico?- que comparte la celda con Ulises Lima en Israel)
- Pensé : "uf, me tienen las bolas por el piso estos boludos" (quizás lo peor de la novela son los protagonistas)
- Me aburrí (la parte de Barcelona)
- Me encantó (la parte de Octavio Paz)
- Me compró con la cita a Question Mark.
- Joaquin Font fue uno de mis personajes favoritos.
- Ví pasar los restos del boom latinoamericano. Ví el cráter que dejó.


1 comment:

El Rafa said...

Yo... no he leído Los detectives salvajes... y la verdad, ando en estos momentos descargarlo en internet...

=P