Friday, October 31, 2008

Entre el ruido, el gospel y y los postmenemistas



El miércoles tocó Spiritualized en La Trastienda.

El Miércoles Jason Pierce tocó la guitarra usando todo el rango del volumen, en un lugar lleno de mesas y sillas (aún en la parte en que antes era "la popular")

El miércoles una mitad de la banda estaba de negro y la otra de blanco, en un lugar donde habia gente de camisas adentro del pantalón que hablaban de "jefes", "recomendaciones" y se paraban para comprar cerveza en mitad de Shine a light.

El miércoles Jason usó una remera de Roky Erickson y los "periodistas de rock" otras mas obvias sentados en las mesas del medio (los periodistas mas indies estaban de pie, con remeras más cínicas)

El miércoles JP estuvo un rato colgado en el ruido mientras algunos músicos de acá no registraban que ellos nunca se animarían a hacerlo (teniendo menos que perder)

El miércoles Jason tocó algunas canciones aburridas, de las que él cree que hay que hacer para mantenerse en el negocio, en un lugar atestado de grupos nacionales que piensan lo mismo (en un lugar sin "negocio")

El miércoles Spiritualized usó luces para crear los climas visuales, mientras los ojos de los espectadores pensaban "qué bueno parar con los videos!" (volver a la lógica del recital, salir de la lógica de la tele)

El miércoles Jason dijo muchas veces "soul" y "fire" en sus letras, en un lugar donde patovicas recorrían los costados diciendole a los que estaban de pie "atrás de las mesas!" "te corres vos o te corro yo".

El miércoles Jason no dijo una sola palabra al público; uno le gritó "hablá algo, che!"

El miércoles tuvimos nostalgia de algo perdido en un lugar menemista.

El miércoles tuvimos buena y mala suerte.

14 comments:

Anonymous said...

Muy acertados los comentarios, sin duda.
Pero yo me quedé con "la buena suerte"... con la sensación de haber visto un gran recital, de esos que nos son muy habituales.
Gracias a Dios, esas "otras cosas" que bien describís no fueron capaces -en lo más mínimo- de arruinar esas dos horas ruidosamente bellas.
Tal vez prestarle demasiado atención a ciertos contextos es atentar contra nuestra propia percepción, contra nuestros sentidos...

Imposible no escuchar aun las voces de las negras flotando sobre esas guitarras distrocinodas y al mango.

Sebastián

Hernán (La escuela moderna) said...

La verdad que no tuve ni 50 pesos para ir el miércoles, hoy experimentaré que tal está sentir la nostalgia en el lugar de los no lugares que es un evento de estas características. Con que recree canciones de los primeros discos más que feliz voy estar. Lo mismo para los Jesus.
Recomendación personal, no se pierdan a !!!
Todavía algunos viejos no nos preocupamos por jefes, ni recomendaciones, ni periodistas mainstream, tampoco indies. Algunos que elegimos otros caminos a seguir, podemos vivenciar que se siente no tener preocupaciones de ese tipo. Y posiblemente a la hora que suene Shine a Light pensaremos que todavía es posible que la luz permanezca encendida. Si llevamos la camisa dentro del pantalón será por una cuestión de mantener vivo el espíritu dandista. "El último estallido de heroísmo en las decadencias" cómo lo explicaba Baudelaire.

Anonymous said...

Nunca me senti tan afortunado de estar en un ¨recital¨.. fue la experiencia musical mas grosa de mi vida.

esteban said...

Che Marcos, confieso que soy un tipo con suerte, un tipo que en ningún momento del recital sintió el fantasma menemista, ni pensó en el pantalón dentro de la camisa, ni en videos, y menos en músicos timoratos y periodistas indies, y menos que menos en jefes y recomendaciones. Soy medio pelotudo no?
Aplaudí de pie, emocionado,en serio Marcos. Ahora no sé que pensar. Acaso, más que afortunados, fui un imbécil, un pelotudo grande que no tiene la capacidad ni la sensibilidad para anteponer y priorizar el resentimiento cultural que uno siempre acarrea al pleno disfrute de un recital de una de nuestras bandas más queridas. No sé Marcos, la verdad es que no sé como definirme, si como un boludo que no me percaté de violencia de los patovicas (será porque estaba cómodamente sentado) ni de las resonancias menemistas del lugar, o un tipo con la suerte de haber visto y disfrutado de uno de los más hermosos recitales que jamás se vieron ni se verán en Buenos Aires. Ayudame Marcos.

sebaxxxtian said...

pero al final, te gusto o no?

Marcos said...

- Sí, me gustó. Esperaba menos y me fuí con más. (¿No se nota en el post?)

- Esteban, ¿qué decirte? . Por lo pronto, no ayudarte (me dí cuenta que era irónico, eh?). Lo de resentimiento cultural no está mal, es justo lo que saco en claro de tu commentario. Si no es "resentimiento cultural", cómo entender que del posteo este, saques semejantes conclusiones??? Nadie es (o deja de ser) un genio ni un pelotudo porque va a ver a Spiritualized y se "emociona".

sebaxxxtian said...

no se noto. no mariconees y veni el viernes a carcass.

Marcos said...

¿Qué es? ¿Un coro de Carca? :P

Hernán (Sin un duro) said...

Ni los Jesus ni Spiritualized, el punto fuerte del festival fue ver a Lito Nebbia con The Draytones haciendo versiones de los gatos! jijijijij
PD: en vez de traer a los pelotudos de "El Canto del Loco" porque no se dignan en traer al Sr Chinarro?

Hernán. said...

Ah me olvidaba, con el Roland incluído! ºº )

Andres said...

Estoy de acuerdo con Marcos, el publico de terror, amargos, añoro al publico tiene mas razones para ir a un show que la de simplemente participar en un evento social. A diferencia de algunos comentarios, yo si creo que todo ello atentó contra la calidad del show.
Todo es culpa de Palermo.

Anonymous said...

marcos. lo bueno y lo malo en la suerte supongo que es inevitable y hasta vital. Calculo que de puro prejucio yo no conocía spiritualized, sí y mucho spacemen3. Ahora, independientemente de que la pasé súper, lo cual me pone del lado suerte buena, y de que la trastienda me parece una garompa desde siempre, lo que significa que no estariamos hablando de ningún tipo de suerte en este caso, sino de certeza, te quería preguntar: ¿qué esperabas? ¿Que spiritualized estuviera tan bueno que te sustrajera del contexto o que telerman se hubiera copado? Digo, resulta conmovedora tu sensibilidad Crass, tan crítica de las condiciones de producción de la cultura, pero hubiera deseado algún comentario más "de fondo" sobre el recital. Igual considerando el espacio (no-espacio???) de libertad que representan los blogs, tanto más que la trastienda, tenés derecho a escribir lo que se te ocurra. Cumbio, Justlola, Alejandro Rozitchner y tanta gente linda piensan lo mismo. Gracias por darnos la bienvenida a vos una vez más!

The True Funky Dog Story. said...

fuck you burgueses insoportbles que pagan entradas carisimas para ver sentaditos y tranquilitos a una banda que FUE grossa!!!
ya me calente!

therealfunkydog.blogspot.com

Matias said...

Yo vivo en el interior, ni me enteré que tocaban, bah en realidad tampoco podía ir, al final no me quedó claro si estuvo bueno o no, yo me hubiese conformado con estar solamente. Pero es el consuelo boludo de los que vivimos en el interior.