Thursday, June 02, 2005


El problema de envejecer en televisión

Si yo nombraba a Pettinato hace diez años, la mayoría decía "¿el perrito faldero de Sofovich? ¿El reemplazo de Beto Cesar?. El que estaba en Sumo". Pero también, oculto a los ojos del televidente, estaban los que deciamos " Todo bien con Pettinato", pensando en los discos de Pachuco Cadaver (que incluian cover de Wire y toques "electronicos") y las notas en la Expreso Imaginario.

Decir Pettinato hoy es encontrarse con un monton de viejas que lo defienden. De oficinistas que "se mueren de risa" con el programa de la mañana en FM 100 o a la noche en Indomables. De alguien que quiere devolver un poco de culpa mainstream en una revista mainstream de cultura rock reaccionaria.

Este año no ví ningun programa entero de Indomables, pero es evidente que la pergolinización (esto es: somos tan piolas que nos cagamos de risa de las modelos) los mató. El Chavo Fucks, pasó de ser el tipo que siendo un sub-Victor Hugo, se reía en Cha Cha Cha, a un piola que se levanta a la modelo que se sienta al lado y pega un bolo en la publicidad del Banco Galicia con Bianchi y Tinelli. Pardini, de ser un freak de derecha a ser un imbecil sin gracia. Noriega, ... bueno, ejem. no digo nada porque despues se enoja. Y asi...

Y todo ese coro, celebra cada una de las bromas de Pettinato. Y Pettinato se da manija. Y cree que hacer un pésimo monologo imitando a Tato Bores lo convierte en Tato Bores. Y cree que teñirse el pelo y despeinarse lo convierte en adolescente eterno. Y cree que ser "rápido" lo convierte en Letterman... y así.

El problema con la cáscara es que, si bien sigue siendo negocio (Pettinato debe estar embolsando mucho dinero siendo un mero repetidor de ideas ajenas), nunca se alcanza a ser lo que se sueña. Porque el sueño de Pettinato no creo que sea convertirse en un mal imitador de tipos talentosos, aplaudido ante la orden de un cartel de "aplausos". Su falla como personaje está en pretender que la imitación lleve a la legitimación, que la copia descarada le aporte algo del mojo original.

Pero lo que motivó este post, lo que me llenó las bolas, lo que inclinó la balanza hacia un gigante "idiota" en mi dicotomía acerca de cómo me cae hoy Pettinato, es lo que se muestra a continuación.

[No te metas con Larry David, que pasas mucha vergüenza ajena, Robertito.]





2 comments:

Carlos. said...

Subjetivismo : Caprichito

Pipo said...

esteeee...humildemente, mi opinión es que es muy triste verlo a un músico convertido en animador de programas de chusmerío...hablando de mainstream, Sumo nunca fue del palo del rock argentino original, esa es la verdad...hacían rock y reggae para los chetos en la década del 80, no me extraña la faranduralización actual de Petinatto...triste...